La propagación del virus por Asia, Europa y Oriente Próximo castiga a las bolsas

SHANGHÁI/SEÚL, 26 feb (Reuters) – Asia informó el miércoles de cientos de nuevos casos de coronavirus, incluyendo el primer soldado estadounidense infectado, mientras que Estados Unidos advirtió de una inevitable pandemia y los brotes en Italia e Irán se extendían a más países.

Las bolsas de Asia caían el miércoles, ya que la advertencia de Estados Unidos a los estadounidenses para que se preparen para una probable pandemia de coronavirus estremeció de nuevo a Wall Street y llevó los rendimientos de los bonos del Tesoro de refugio a mínimos históricos.

En las últimas cuatro sesiones se han borrado unos 3 billones de dólares del valor del MSCI World, un índice bursátil con 1.644 acciones de todo el mundo.

Se cree que la enfermedad se originó en un mercado de venta de fauna silvestre en la ciudad china de Wuhan a finales del año pasado y ha infectado a unas 80.000 personas y matado a más de 2.700, la gran mayoría en China.

Un alto cargo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) instó a que se hicieran ya los preparativos ante la posibilidad de una rápida propagación del virus en más lugares.

En Estados Unidos, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de dicho país también instaron a los estadounidenses a prepararse, diciendo que si bien el riesgo inmediato era bajo, la situación mundial sugería que era probable que se produjera una pandemia.

“No es una cuestión de si se va a producir. Es una cuestión de cuándo y cuántas personas se infectarán”, dijo el martes la subdirectora principal de los CDC, Anne Schuchat.

Estados Unidos ha reportado 57 casos del virus.

Bruce Aylward, responsable de una misión conjunta de la OMS y China sobre el brote, dijo a los periodistas a su regreso a Ginebra que los preparativos no deben esperar.

“Piensen que el virus va a presentarse mañana. Si no piensan así, no están preparados”, dijo.

Aylward dijo que la “extraordinaria movilización” de China para manejar el brote demostró cómo se puede frenar la propagación con una política de salud pública agresiva, incluyendo amplias cuarentenas.

PREOCUPACIONES OLÍMPICAS

La Comisión Nacional de Salud de China (NHC, por sus siglas en inglés) informó el miércoles de otras 406 nuevas infecciones, en comparación con las 508 del día anterior, lo que eleva el número total de casos confirmados en la China continental a 78.064. El número de muertes ha llegado a 2.715. Corea del Sur, que con 1.146 casos es el país que más casos tiene fuera de China, informó de 169 nuevos casos, incluyendo un soldado estadounidense, mientras las autoridades preparaban un ambicioso plan para examinar a más de 200.000 miembros de una iglesia en el centro del brote.

De los nuevos casos, 134 provenían de la ciudad de Daegu, donde se cree que el virus se transmitió entre los miembros de la Iglesia de Jesús de Shincheonji, según dijeron los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Corea (KCDC, por sus siglas en inglés).

El ejército de EEUU dijo que un soldado de 23 años acuartelado en el campamento Carroll, a unos 20 kilómetros de Daegu, había sido infectado.

En Japón, el primer ministro Shinzo Abe pidió que los eventos deportivos y culturales sean cancelados o reducidos durante dos semanas para detener el virus, a medida que aumentaba la preocupación por los Juegos Olímpicos de Tokio de 2020.

Japón tiene 164 casos de virus y 691 vinculados a un crucero en cuarentena atracado al sur de Tokio.

Ha habido casi 50 muertes fuera de China, incluyendo 11 en Italia y 16 en Irán, la mayoría fuera de China, según un recuento de Reuters.

El viceministro de salud de Irán – que apareció limpiándose la frente en una conferencia de prensa televisada – estaba entre los infectados.

Kuwait dijo que tenía dos nuevos casos de coronavirus entre personas que regresaban de Irán, lo cual eleva su saldo a 11.

Se han registrado casos relacionados con Irán en toda la región.

Baréin dijo que sus infecciones habían aumentado a 26 después de que se confirmaron tres nuevos casos en un vuelo procedente de Irán.

RECUPERACIÓN DE LA BOLSA CHINA

En Europa, Italia se ha situado en primera línea del brote mundial con 322 casos. Italianos o personas que han visitado recientemente el país han dado positivo en Argelia, Austria, Croacia, Rumanía, España y Suiza.

También se cerraron dos hoteles, uno en Austria y otro en las Islas Canarias de España, después de que aparecieran casos relacionados con Italia. España también comunicó sus tres primeros casos que no se han producido en sus islas.

La OMS dice que el brote alcanzó su punto máximo en China alrededor del 2 de febrero, después de que las autoridades aislaran la provincia central de Hubei e impusieran otras medidas de contención extrema que han paralizado la segunda economía más grande del mundo.

Se prevé que el crecimiento en China sea inferior al 6,1% del año pasado, que fue su nivel más bajo en tres décadas, ante los trastornos causados por el virus, pero las autoridades instan ahora a las regiones de “bajo riesgo” a que vuelvan al trabajo.

Las acciones de la bolsa china recuperaban parte del terreno perdido ante el descenso en las cifras de nuevos casos, pero los efectos del brote están repercutiendo en la región, y se espera que la mayoría de las principales economías se desaceleren, se estanquen o se contraigan este trimestre, según encuestas de Reuters.

Los pronósticos de los economistas recogidos por Reuters entre el 19 y el 25 de febrero mostraban que Australia, Corea del Sur, Taiwán, Singapur y Tailandia podrían mostrar su peor evolución en años en el primer trimestre.

Hong Kong reveló un déficit presupuestario récord, prometiendo ayudas en efectivo y exenciones fiscales para suavizar el impacto en una economía golpeada por la recesión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *